Exilis Face

Con la combinación de la moderna aplicación de la Toxina Botulínica y del Ácido Hialurónico de última generación se logran resultados evidentes obteniendo un rejuvenecimiento sin cirugía, disminuyendo las arrugas y mejorando el aspecto de la piel, dándole brillo y elasticidad.Por un lado la Toxina Botulínica ayuda a retener la elasticidad de la piel y de los músculos del rostro, disminuyendo las arrugas y líneas de expresión de frente, entrecejo, contorno de ojos, cuello, entre otras áreas del rostro, al tiempo que previene la formación de nuevas arrugas.

Por otro lado, el Ácido Hialurónico de última generación reduce notoriamente las arrugas profundas y las fuertes líneas de expresión de frente, entrecejo, alrededor de los ojos y de la boca a la vez que hidrata la piel, ya que estimula la producción de colágeno.

Está combinación es ideal porque potencializa sus efectos para lograr un verdadero rejuvenecimiento natural. Es un procedimiento rápido, seguro y sencillo.