-->
20 febrero, 2018

Belleza postparto

by admin in NoticiasEA 0 comments

Algunas mujeres tiene el privilegio que el embarazo pase sin dejar rastro, pero otra gran mayoría sufre inevitables cambios en su cuerpo que afectan su autoestima

Algunas mujeres tienen el privilegio que el embarazo pase sin dejar rastro, pero otra gran mayoría sufre inevitables cambios en su cuerpo que afectan su autoestima. A veces el ejercicio y una alimentación adecuada no son suficientes para recuperar la figura, ya que después de tener un hijo quedan algunos daños en la glándula mamaria o en los pezones, como también en la piel y músculos del abdomen, sin contar con el sobrepeso. Para volver a tener el cuerpo que tenía antes de ser mamá o incluso verse como siempre lo ha soñado, la alternativa más efectiva es la cirugía, una opción segura siempre y cuando sea con un Cirujano Plástico calificado y en una clínica reconocida que le brinde todas las garantías.

Después de alimentar al bebé los senos se caen, se disminuye o aumenta su tamaño, y los pezones se invierten o se agrandan. Para cada tipo de alteración existe un procedimiento específico. Para levantar los senos la mejor opción es realizar una Pexia Mamaria, que consiste en hacer una T invertida para reacomodarlos y ponerlos en su sitio. Es una cirugía de 30 minutos en la que no se dejan drenes, ni puntos de retirar y con una incapacidad mínima de tres días. Cuando los senos aumentan su tamaño y el peso se convierte en un enemigo, lo recomendable es una Mamoplastia de Reducción. Cuando de aumentar el tamaño y mejorar la forma de los senos se trata, lo ideal es la Mamoplastia de Aumento con implantes mamarios. En cualquiera de estos procedimientos se pueden corregir las areolas ensanchadas, los pezones invertidos o muy grandes, con técnicas sencillas que dejan excelentes resultados sin perder la sensibilidad ni funcionalidad.

Un abdomen plano y una cintura definida. Después de dar a luz el abdomen es el que sufre más alteraciones, pues se dañan la pared abdominal y las estructuras de los músculos. Es este caso la mejor opción para mejorar estás secuelas que deja el embarazo es la Abdominoplastia New Corsé. Consiste en reacomodar toda la estructura muscular y corregir el exceso de piel con el fin de obtener un abdomen plano, una cintura definida y un ombligo natural, gracias a la técnica exclusiva del Cirujano Plástico, Ernesto Andrade. Es un procedimiento ambulatorio que se realiza bajo anestesia general y tiene una duración aproximada de una hora y media. No se dejan drenes, los pacientes caminan derecho desde el primer día, no hay puntos que retirar y la incapacidad mínima es de 4 días. Es recomendable realizarlo siempre y cuando no se desee tener más hijos en el futuro. Este es una frase común cuando las mamás después de tener sus hijos se realizan un procedimiento quirúrgico. Unos senos firmes, un abdomen plano y una cintura definida hacen que ellas se vean bien y se sientan felices. Además verse así es una motivación para cuidarse en la alimentación y hacer ejercicio, manteniendo los resultados, incluso mejorarlos. Lo ideal es siempre tener una valoración con un Cirujano Plástico que determine si la cirugía es o no necesaria, y entender la razones del por qué sí o no. “Todas estas alternativas deben ser evaluadas en conjunto con su Cirujano Plástico, además determinar el procedimiento indicado. Ser mamá es una etapa maravillosa pero ser una mujer bella también lo es”, puntualiza el doctor Ernesto Andrade.


Leave a comment