Pexia Mamaria o Levantamiento de Senos

¿En qué consiste la cirugía?

La Pexia Mamaria o Levantamiento de Senos es ideal para los senos caídos y flácidos. Éstos se caen por varias razones: el paso de los años, después de lactar, disminución de peso, pérdida de elasticidad de la piel, entre otros factores, que solo se pueden determinar durante la evaluación médica y así recomendar la mejor estrategia quirúrgica. Con este procedimiento es posible corregir la caída, reposicionando los tejidos y así volver a la maravillosa forma de los senos: en su puesto, tersos y de buen volumen. Si los senos se han caído por exceso de volumen o de piel, es necesario reducirlos parcialmente, pero si por el contrario se han caído por pérdida de volumen se hará necesario colocar implantes para mejorar su forma. En algunos casos el volumen es el adecuado y se procede a realizar el procedimiento, manteniendo el mismo volumen.

El Procedimiento

Cuando el volumen del seno es el adecuado se hace una marcación previa. Se realizan unas incisiones en el seno generalmente en forma de T invertida, se hace una resección del exceso de piel, y una reformación de la piel y glándula mamaria reacomodando el seno en su nueva posición. Se cierran las incisiones con puntos, los cuales no hay que retirar, ya que son completamente absorbibles. En algunos casos cuando el volumen no es el adecuado se combina con implantes mamarios. Si los senos se han caído por exceso de volumen o de piel, es necesario reducirlos parcialmente. Durante la cirugía se pueden realizar otros procedimientos como corrección de areolas ensanchadas, pezones invertidos o agrandados, o según sea el caso la reducción o aumento del volumen mamario. Este es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general. La cirugía tiene una duración de una hora y 30 minutos aproximadamente. Es de manejo ambulatorio y tiene una incapacidad de 5 días.

Ventajas
  • Ausencia de drenes.
  • Puntos reabsorbibles.
  • Volumen armonioso.
  • Resultado natural.
  • Forma estéticamente agradable.
  • Senos firmes y en su posición.

Preguntas Frecuentes

La cirugía tiene una incapacidad de 5 días. Se debe utilizar brassiere del postoperatorio durante un mes, después del cual se puede utilizar cualquier brassiere cómodo. Se pueden levantar los brazos y manejar vehículos en la medida que cada paciente se vaya recuperando, generalmente durante una semana. No hay necesidad de dormir sentada ni caminar inclinada, ya que lo anterior provocaría dolor de espalda. Debe consultar con nosotros ante síntomas como dolor, enrojecimiento, aumento notable de un seno, endurecimiento o pérdida de textura normal compacta del seno.

Las mamas estarán cubiertas con un vendaje completo de micropore durante un período de 7 a 10 días. Este vendaje no debe ser removido pero puede ser mojado sin que se desprenda. Durante el postoperatorio debe tomar los medicamentos indicados y aplicar hielo protegiendo la piel en ambos senos durante los primeros dos días de forma intermitente. El primer control se realizará al segundo día después de la cirugía donde se evaluará el resultado temprano, y el segundo control 7 días después en el que se quitará el micropore y se realizará una ecografía de control. No hay puntos que retirar, ya que son completamente absorbibles. El primer control es al segundo día de cirugía, en el cual se observará la evolución del paciente, y se realizará la primera terapia postoperatoria, que nos ayudará a tener una mejoraría mucho más rápida.

La etapa del embarazo en algunos casos puede alterar la forma de los senos. Después de la lactancia se puede requerir de un retoque de la forma y posición de los senos.

Las primeras semanas después de haber realizado la cirugía la sensibilidad de los senos se ve afectada de manera transitoria, sin embargo ésta se irá recuperando por si sola. En algunos casos puede variar la sensibilidad de las mamas, aumentando o disminuyendo.

La cirugía tiene una duración aproximada de una hora y media. Es de manejo ambulatorio.

Debe tener claro que este tipo de procedimiento siempre dejará cicatrices que varían de acuerdo a la técnica usada, sin embargo el buen cuidado de las mismas ayudan a que éstas sean casi imperceptibles. Con el uso indicado de la de la exclusiva fórmula de la crema cicatrizante Neoskin, se favorecerá notablemente el aspecto de las cicatrices. Los primeros días la cicatriz se verá de aspecto rojizo, pero a medida que pase el tiempo se hará más blanca y menos notoria, esto depende del proceso de cicatrización de cada paciente. En caso que después del año estás sean notorias se recomienda el uso de tratamiento láser, que mejorará bastante el aspecto.

Debido a que la glándula mamaria no es afectada en su totalidad se conserva su funcionalidad, por lo tanto es posible lactar después del procedimiento.